Andre Ward consiguió una polémica victoria sobre Sergey Kovalev

21 de Noviembre de 2016

El estadounidense Andre Ward se coronó nuevo campeón de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), Federación Internacional de Boxeo (FIB) y de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), luego de derrotar, en polémica decisión, al ruso Sergey Kovalev en la Arena de T-Mobile de Las Vegas, Nevada.

Kovalev mostró su poderío desde el inicio golpeando a Ward con ambos puños. En la mitad del primer round hizo tambalear las piernas del americano que tuvo que agarrar al ruso para no caer a la lona.

El segundo round fue parecido, Sergey Kovalev nuevamente demostró que tiene acero en sus manos y mandó a la lona a Ward tras un potente cruzado de derecha. El local se levantó rápidamente y sonrió como si no le hubiera dolido el puñetazo.



El estadounidense no podía imponer su boxeo y optó por ensuciar el combate con continuos amarres que desconcertaban al ruso, Kovalev entró en el juego de Ward y le respondía de la misma manera.

La pelea entró en una fase intermedia con asaltos muy parejos. Ward tuvo algunos buenos momentos. En el séptimo asalto conectó un buen izquierdazo que hizo voltear la cabeza de Kovalev. Pero lo que más se destacó fueron los  constantes clinches, agarrones, codazos, cabezazos y un sin fin de irregularidades.

A falta de dos rounds ambos boxeadores decidieron salir con todo en busca de noquear al rival. Kovalev causó más daño. Aunque el mérito del estadounidense fue romperle la nariz al campeón.




Finalmente los tres jueces se inclinaron por el local y le dieron la victoria a Ward por un ajustado e idéntico marcador de 114-113. Parte del público abucheó el veredicto al considerar que debió ganar el ruso Kovalev.


Kovalev (31-1-1, 26 KOs), ganó 2 millones de dólares por la pelea del sábado frente a los $ 5 millones que se embolsó Ward.

El ruso estaba desconcertado y claramente decepcionado por el resultado de los jueces. "La decisión es equivocada, la gente es testigo de lo que ocurrió, es el local y yo no, todos los jueces son locales, es normal. El combate fue más claro que la decisión", afirmó el ruso.

Por su parte el estadounidense se mostró feliz por el resultado y considera que es el justo ganador de la pelea. “Yo no me sorprendí cuando dieron los resultados, fue una pelea muy apretada y a pesar de experimentar mi primera caída como profesional, siempre me mantuve sereno y me quedé con la victoria”, sentenció Andre Ward.